Informe sobre la realidad educativa de Canarias 2020

Canarias es una de las siete comunidades en las que descendió el alumnado de enseñanzas de régimen especial entre el 14/15 y el 18/19.

C1_218_grf_alum_x_grup_Inf_Prim_Can_isl_2014a2018_.eps

Las enseñanzas de régimen especial incluyen las Artísticas, Deportivas, Musicales, de Idiomas y de Personas Adultas. En el período estudiado existe un retroceso en la matrícula debido fundamentalmente al descenso en Escuelas Oficiales de Idiomas, especialmente en la isla de Tenerife.

alumnado EOI

Hay que recordar que el alumnado de idiomas representa aproximadamente el 80% del alumnado de régimen especial.

En el Informe sobre la Realidad educativa de Canarias 2020 se recogen las siguientes consideraciones sobre este tipo de enseñanzas:

En el caso de los estudios de Artes Plásticas y Diseño, destaca la estabilidad del Grado Medio y de las Enseñanzas de Educación
de Grado y Artísticas Superiores de Diseño, así como el incremento del alumnado en su Grado Superior.

También, en el caso de las enseñanzas Deportivas, resulta llamativo el notable aumento que estas han experimentado en el conjunto del archipiélago canario, hasta colocar a Canarias en los primeros puestos del Estado. Por otro lado, en el caso de las enseñanzas de Música, destacan las no regladas frente a las regladas y es observable una clara superioridad de las enseñanzas elementales frente a las profesionales.

En relación con las enseñanzas de Idiomas, se percibe una disminución del alumnado en todas las islas, así como un ligero incremento en la modalidad a distancia. A pesar de ello, Canarias continúa siendo una de las comunidades autónomas mejor situadas en la comparativa nacional, siendo el inglés y el alemán los idiomas más demandados, dentro de una oferta fundamentalmente dirigida a la población adulta.

Finalmente, para concluir este apartado, es preciso aludir a las Enseñanzas de Adultos, que han sufrido una notable disminución del alumnado en casi todas sus modalidades, con la única excepción de la Formación Básica Inicial, que se ha mantenido con ligero aumento en los últimos tres años. Dicha reducción resulta particularmente relevante en los casos del Bachillerato Semipresencial y a Distancia y en la Formación Básica Postinicial. La Informática Básica, incorporada a partir del curso 2018-2019, es la única que ha vivido una significativa incorporación del alumnado, posiblemente dado su atractivo para la población adulta, a la que van dirigidas estas enseñanzas.

Partiendo de estas consideraciones, se realizan las siguientes propuestas:

Enseñanzas artísticas de Diseño, Musicales y de Danza

• Garantizar la igualdad de acceso a estas enseñanzas con independencia del lugar de origen del alumnado, a través de la reserva de plazas de residencias al efecto o por medio de un sistema de becas y ayudas.
• Seguir actualizando la normativa de ordenación y currículo de estas enseñanzas, dotándolas, en los casos en que fuera preciso, de un enfoque práctico y competencial e incrementando la aplicación de fórmulas organizativas más flexibles y eficaces, que garanticen el principio de igualdad de oportunidades para toda la población.
• Dotar de una normativa específica de organización y funcionamiento a estos centros, dado que por su propia naturaleza y especificidad no deben estar regulados por la misma normativa que los centros ordinarios, así como, ordenar de forma estable la situación de las enseñanzas superiores de Música, de Arte Dramático y de Danza.
• Dar a conocer estas enseñanzas en planes de información específicos en los centros y fuera de ellos, en los que se dé a conocer tanto las características de estas enseñanzas y las posibilidades de acceso, como las vías existentes para optar a ayudas y residencias.
• Hacer accesibles los datos correspondientes a estas enseñanzas. Además del número de alumnado matriculado, sería esencial conocer el coste de estas enseñanzas, sus tasas de titulación, abandono y empleabilidad, así como los criterios utilizados para configurar su oferta.
• La Administración Educativa debe asumir las enseñanzas elementales y no formales musicales y artísticas normalmente desarrolladas por las administraciones locales, dotándolas de los recursos y convenios necesarios y actualizando la normativa correspondiente.
• Favorecer la realización de programas de movilidad para los estudiantes de estas enseñanzas con objeto de que puedan estudiar sus especialidades dentro de la oferta reglada.
• Establecer convenios para que al alumnado le sean reconocidos sus estudios de nivel superior oficialmente y pueda realizar máster y postgrado.

Idiomas

• Abordar la evaluación de la enseñanza de las Escuelas Oficiales de Idiomas (EOI) de forma globalizada, en la que se incluyan aspectos como la relación entre la oferta y la titulación, el abandono, el proceso de matrícula, los métodos de enseñanza, etc.
• Impulsar el papel de las EOI como agentes de cualificación en lenguas extranjeras de la población con vistas a su inserción laboral, al mantenimiento de su puesto de trabajo y a la promoción profesional.
• Regular mediante normativa específica la organización y el funcionamiento de estos centros.
• Conferir a las EOI de una organización y funcionamiento flexibles que se adapten a las necesidades de su alumnado, generalmente adulto y que compaginan el aprendizaje de idiomas con otros estudios o labores profesionales.
• Incrementar la colaboración entre las EOI y los demás centros educativos, interrelacionándolos y planteando posibles sinergias.

Enseñanzas de Personas Adultas 

• Analizar estas enseñanzas y su actual desarrollo, con el fin de conocer las causas del estancamiento de las tasas de matriculación y el aumento del absentismo que tienen asociadas.
• Analizar la normativa vigente para adaptarla a la organización y funcionamiento específico de estos centros y, a su vez, flexibilizar la oferta actual para acercarla a las verdaderas necesidades y demandas del potencial alumnado.
• Dar a conocer estas enseñanzas en planes de información específicos en los centros, para divulgar tanto las características de estas enseñanzas y sus posibilidades de acceso, como las vías existentes para optar a ayudas y otras medidas de conciliación familiar.
• Modificar la estructura, organización y funcionamiento de la Formación Básica Inicial (FBI) y de la Formación Básica Postinicial (FBPI), diversificándolas y flexibilizando su estructura y duración, así como la necesaria revisión
de los currículos.
• Evaluar el Bachillerato semipresencial de adultos y, si fuera necesario, aumentar la zonificación de la tutorización del Bachillerato a distancia, reducir las ratios de alumnado y garantizar la oferta de todas las materias del Bachillerato de Personas Adultas por Internet, de forma que estas enseñanzas vean reducidos sus niveles de abandono.
• Evaluar la oferta semipresencial de FP y FPB impartida en los Centros en que se cursan las enseñanzas de Educación de Personas Adultas (CEPA).

 

Top

El 40% del alumnado de Canarias ha repetido un curso antes de los 15 años, aunque se ha producido una mejora significativa en los últimos 5 años

En el Informe sobre la Realidad educativa de Canarias 2020 se recoge lo siguiente:

En Educación Secundaria Obligatoria se constatan porcentajes de repetición más altos que en Primaria, llamando particularmente la atención, en este sentido, el de 1º de ESO; si bien es cierto que, con la excepción de 3º ESO, que sigue aumentando, durante los últimos cursos parece haberse consolidado una tendencia decreciente en el resto de los niveles.

Alumnado repetidor

Este fenómeno se puede estudiar también a través de la tasa de idoneidad, considerada como la relación porcentual entre el alumnado matriculado en el curso correspondiente a su edad y la población total de dicha edad. De este modo se ha de entender que, a mayor tasa de idoneidad, más numeroso será el alumnado que se encuentra matriculado en el curso que le corresponde.

En el análisis comparativo por etapas, se observa que el conjunto de las tasas de idoneidad en Primaria se sitúa por encima del 80 %. En el caso concreto del curso 2018-2019, dichas tasas son del 92,9 % para los escolares de 8 años, 86,8 % para los de 10 y 81,7 % para los estudiantes de 12. Sin embargo, en las correspondientes a la Educación Secundaria Obligatoria los valores se sitúan siempre por debajo de los de Primaria, no superando en ningún caso los 65,2 puntos porcentuales. Si se observa la figura, se constata una notable brecha entre ambas etapas educativas, que hace patente la existencia de mayores dificultades para el correcto avance del alumnado a lo largo de la Educación Secundaria Obligatoria.

Tasa de idoneidad

Al contrastar estos datos con las restantes comunidades del Estado, se observa como Canarias se sitúa por debajo de la media nacional en cuanto a tasa de idoneidad se refiere. Las diferencias se acentúan a medida que aumenta la edad y, por tanto, resultan más evidentes en la etapa de la Educación Secundaria Obligatoria, llegando a producirse diferencias de hasta 5 puntos porcentuales con respecto a la media española en las edades de 14 y 15 años.

A partir del análisis de los datos de las diferentes comunidades autónomas se hace patente, además, que Canarias muestra un  comportamiento similar al de Castilla-La Mancha o Murcia, que presentan valores prácticamente iguales. Sin embargo, difieren notablemente de otras como el País Vasco, que junto a Cataluña presentan las mejores tasas de idoneidad del conjunto, especialmente en la Educación Secundaria Obligatoria.

Sobre este tema el Consejo Escolar de Canarias realizó en el Informe sobre la Realidad educativa de Canarias las siguientes consideraciones:

Es preciso recordar que la repetición es considerada actualmente una medida de carácter excepcional, que se puede adoptar una sola vez a lo largo de las etapas de Educación Primaria y Secundaria, siempre que se adopten con anterioridad medidas ordinarias de refuerzo y apoyo para solventar las dificultades de aprendizaje del alumnado.

Para dar la relevancia que se le supone a esta medida, se ha insistido en el carácter excepcional que presenta a través de la concreción de las órdenes y resoluciones de evaluación correspondientes. Además, se cuenta ya desde hace años con información suficiente para observar su recorrido en los distintos cursos. En este sentido, hasta el curso 2015-2016, se recogían datos informativos de la repetición únicamente de los cursos de 2.º, 4.º y 6.º de Primaria con valores que estaban en torno al 5,5 %, 5,1 % y 5,8 %. Sin embargo, a partir de ese año escolar se amplió la recogida de datos a todos los cursos de Primaria y coincide, a su vez, que los datos posteriores registran una caída significativa de todos los valores. En este sentido, para el curso 2017-2018 corresponde a 1.º de Primaria el porcentaje más bajo, con el 1,8 y a 6.º el más alto, con el 3,7.

Resulta similar en lo que a la Enseñanza de Secundaria se refiere. La insistencia del carácter excepcional afecta a todos los cursos de la ESO, pero no es así cuando se analizan los datos. De hecho, se comprueba que estas enseñanzas siguen manteniendo un altísimo porcentaje de repetidores, a pesar de que en los cinco cursos de estudio se aprecia una disminución absoluta en todos los valores dados. A modo de  resumen, en el año 2016-2017 se recoge que para 1.º ESO es del 11,2 % con tendencia a la baja de alumnado repetidor en cursos precedentes, 2.º ESO el 7,2 % también desde referencias más altas en años anteriores, 3.º ESO el 11,4 % con tendencia en aumento, y el 6,3 % para 4.º ESO con tendencia a disminuir. A la luz de estos datos, los que más preocupan son los de 1.º ESO por las consecuencias que acarrea repetir en el inicio de etapa y 3.º ESO porque expulsa al alumnado del sistema educativo.

Existe otro dato significativo tras el análisis de las estadísticas, el mostrado a partir del estudio de la evolución del alumnado que no promociona en los distintos cursos de la ESO y del alumnado que repite, valores que difieren y son indicativos de un posible abandono, sobre todo en 4.º ESO cuando este alumnado no promociona y tiene, por lo tanto, que repetir. Estos datos invitan a reflexionar si esta medida, incluso con carácter excepcional, promueve el fin para el que se está utilizando, como refuerzo y apoyo para mantener al alumnado en el sistema educativo.

Canarias, con el 2,2 % en índice de repetición en Primaria, se sitúa entre las seis comunidades con menor porcentaje, pero supera la media nacional en algo más de medio punto porcentual en el caso de la ESO, con un valor de 10,1 %, ocupando el puesto número doce. También se deduce, a partir del análisis de los datos aportados, la importante polarización que muestran las comunidades autónomas sobre este mismo indicador, tratándose, por lo tanto, de un factor del sistema educativo español que necesita de una profunda reflexión. Se ha de solventar, de alguna forma, que existan valores tan dispares entre las distintas regiones españolas, como son los casos de Cataluña con el 5,3 % frente a Murcia, con el 14,4 %. Además, esta reflexión se hace aún más profunda, si cabe, si a su vez se compara el índice de repetición a nivel europeo, en el que España se sitúa en el penúltimo lugar en las dos Enseñanzas, Primaria (CINE1*) y Secundaria (CINE2*). (*CINE es la Clasificación Internacional de Niveles Educativos -CINE).

Para más información sobre este tema puede consultar el Informe sobre la Realidad educativa de Canarias 2020.

 

 

 

Top

Canarias es una de las comunidades autónomas con más población que solo tiene estudios secundarios básicos

En el Informe sobre la Realidad educativa de Canarias 2020, recientemente publicado por el Consejo Escolar de Canarias, se recoge:

Numerosos estudios e investigaciones confirman como uno de los principales factores a tener en cuenta para el adecuado desarrollo del contexto socioeducativo de cualquier región el nivel de estudios de la población adulta. Dicha formación se complementará, posteriormente, por medio de las distintas modalidades del aprendizaje permanente, otros de los factores esenciales a la hora de diseñar los pertinentes planes de formación y empleo.

En la siguiente figura se observa el nivel de estudios de la población adulta en España y Canarias correspondientes al año 2016, según el máximo nivel alcanzados por las personas de entre 18 y 64 años. Destaca el desfase de Canarias en los niveles de enseñanza postobligatoria en general y, en particular, en la Formación Profesional de grado superior y en los estudios universitarios de postgrado. Unos resultados que, sin duda, deben ser tenidos en cuenta y puestos en relación con otros indicadores como el abandono escolar temprano.

01

 

Si se agrupan todos estos niveles en tres grandes bloques, tal y como puede apreciarse en la siguiente figura, se observa como Canarias presenta en el porcentaje de población con un nivel inferior a 2ª etapa de Educación Secundaria diferencias de 7,4 puntos con respecto a la media nacional; en población con un nivel igual a 2ª etapa de Educación Secundaria, de 1,3 puntos y, 8,8 puntos menos que la media estatal para la población con un nivel de educación Superior. Datos que invitan a reflexionar sobre las medidas necesarias para evitar el abandono escolar a niveles tan tempranos y sobre cómo incentivar a la población en continuar su formación permanente a lo largo de la vida.

02

Canarias, se muestra, por tanto, como una de las comunidades autónomas con mayor nivel de población que cuenta tan solo con estudios secundarios básicos (hasta el actual 2º ESO), junto a otras Comunidades como la Comunidad Valenciana, Galicia, Melilla o Murcia y muy alejada del nivel de otras como Madrid, País Vasco o Navarra.

 

El Consejo Escolar de Canarias realiza las siguientes consideraciones y propuestas referentes a este tema:

  • Profundizar en el estudio de la relación que se establece entre educación y empleo y abordar adecuadamente la necesidad de incrementar el nivel formativo de la población no escolarizada, en general, y de la parada, en particular, con planes a distinto nivel.
    Ajustar y revisar la oferta formativa para la población parada en función de los perfiles de los destinatarios y de los diferentes contextos insulares.
  • Priorizar la adquisición de las competencias básicas académicas, personales y sociales, por parte del colectivo de personas paradas que no han alcanzado ni siquiera el nivel de enseñanza primaria.
    Estudiar otros modelos de formación para adultos, con el fin de realizar una oferta educativa realista, contextualizada y flexible que conecte con las demandas y expectativas de empleo de este sector de la población.
  • Diversificar la oferta educativa a través de las alternativas de semipresencialidad y a distancia, adaptándola a la idiosincrasia de cada isla.
  • Ampliar y extender la oferta de cursos preparatorios para el acceso a las distintas enseñanzas, así como establecer pruebas destinadas a la obtención de las diferentes titulaciones para aquellas personas que no hayan podido promocionar.
    Promover que la orientación sea considerada como un servicio transversal e indispensable para la adecuada elección de itinerarios formativos académicos y laborales.
  • Ampliar la oferta de educación postobligatoria, especialmente la de Formación Profesional, aumentando la oferta de plazas presenciales, a distancia y para personas adultas.
  • Actualizar los protocolos de la Formación Práctica en las Empresas, reforzando las redes del sector productivo empresarial y la formación que este requiere.
  • Incrementar y visibilizar las campañas de difusión y apoyo de la educación a lo largo de la vida.
  • Fomentar la creación de hojas de ruta flexibles con itinerarios claros que posibiliten la reinserción del alumnado en el sistema educativo.
  • Planes de formación docente para la actualización y la innovación curricular en contenidos y métodos.
  • Reducir la oferta en la modalidad a distancia en aquellas ramas de la formación profesional que exijan un dominio práctico relevante.
  • Reforzar las campañas de difusión de las Enseñanzas de personas adultas, apoyando a los CEPA2 y los CEAD3, que deben disponer de la flexibilidad necesaria para aumentar el número de matrículas, así como incentivar que el alumnado acabe los cursos que empieza.

Para más información sobre este tema puede consultar el Informe sobre la Realidad educativa de Canarias 2020.

 

Top

La tasa bruta de graduación como Técnico en CFGM en Canarias es superior a la media nacional.

En el Informe sobre la Realidad educativa de Canarias 2020 se recoge que la tasa bruta de población que se gradúa como Técnico en CFGM (centros públicos y privados) en Canarias es 24,2, superior a la media nacional (22,7).

tasa bruta graduación cfgm                             tasa bruta graduación cfgm 2

 

Se denomina tasa bruta de graduación en Ciclos Formativos de Grado Medio a la relación porcentual entre el alumnado de cualquier edad que termina con éxito esta etapa educativa y el total de la población de la edad teórica de comienzo del último curso (17 años).

En relación con esta tasa, los datos que refleja la figura pueden evidenciar que Canarias presenta un valor de 1,5 puntos por encima de la media de España, siendo superada en primera instancia por Cataluña, Extremadura y La Rioja, y por delante de Navarra, Castilla y León y Castilla-La Mancha.

El Consejo Escolar de Canarias realiza las siguientes consideraciones y propuestas:

  • Promover en las enseñanzas postobligatorias, Bachillerato y Formación Profesional, fórmulas más flexibles para favorecer la recuperación de materias o módulos no superados y su consiguiente titulación, sin que estas alternativas supongan rebajar la exigencia y los mínimos de promoción y titulación establecidos en su normativa de referencia. La idea de flexibilidad ha de entenderse, por lo tanto, como el conjunto de medidas que ayuden a la formación a lo largo de la vida y a la conciliación de la vida académica con la laboral y  familiar, esto es, ofrecer más convocatorias de evaluación, posibilitar la matrícula parcial, etc.
  • Dotar a la Formación Profesional de la relevancia y atractivo real que ya se le confiere pero que, en ocasiones, pueden seguir objetándosele. Se debe garantizar que los centros cuenten con el material adecuado, que se faciliten los medios necesarios para que los chicos y chicas de las islas no capitalinas, así como de las zonas no metropolitanas del resto de islas, puedan optar a ellos, valiéndose para ello de campañas de difusión que logren que la FP se convierta en una opción mucho más presente en la sociedad canaria.
  • Promover la formación específica y actualizada del profesorado de Formación Profesional, contando para ello con la colaboración de los diferentes sectores productivos, así como de las asociaciones y confederaciones empresariales.
  • Crear Servicios de Formación Profesional en las instituciones canarias en los que se planifiquen los recursos, su racionalización y su optimización dentro de la Red Canaria de Centros de Formación Profesional Integrados y del conjunto de los institutos en los que se imparten estas enseñanzas.
  • Completar la actualización de la concreción curricular a nuestra comunidad autónoma de los Ciclos de Formación Profesional LOE, circunstancia que, aún hoy, sigue afectando a la mayoría de las titulaciones.

Este curso además parece especialmente importante:

  • Ofertar, siempre que sea posible, un plan para situaciones excepcionales que garantice una alternativa completa y adaptada de la Formación en Centros de Trabajo (FCT), que permita que el alumnado pueda desarrollar sus competencias profesionales mientras dure el periodo de excepcionalidad. Esta FCT alternativa debería procurarse en un entorno laboral real adaptado a dicha situación excepcional. Además, es importante garantizar que el alumnado (de todos los niveles de formación profesional) tenga la posibilidad de elegir entre este desarrollo excepcional del módulo o un desarrollo normalizado (cuando sea posible) sin pérdida de convocatoria.

Para más información sobre este tema puede consultar el Informe sobre la Realidad educativa de Canarias 2020.

Top

La tasa de graduación en Bachillerato en Canarias ha mejorado hasta superar la media nacional

A lo largo de los próximos días realizaremos entradas con algunos contenidos del Informe de la realidad educativa de Canarias 2020. Estos datos corresponden al capítulo III: Resultados de las enseñanzas.

C3 7 grf TBP gradúa Bach Esp y CCAA 2017

 

 

 

La finalización del Bachillerato supone uno de los momentos importantes de transición dentro del sistema educativo. La consecución de los logros académicos asociados a esta etapa postobligatoria posibilita el acceso a un nivel superior de formación (Ciclos Formativos de Grado Superior o Universidad) y constituyen, por tanto, una de las entradas fundamentales a una posterior vida profesional o académica.
Uno de los indicadores específicos para medir el éxito en una etapa es su tasa bruta de graduación. En este caso, dicho concepto refleja la relación existente entre el alumnado que termina las enseñanzas conducentes a la obtención del título de Bachiller y el total de la población que posee la edad teórica de comienzo del último curso de estas enseñanzas (17 años). Respecto a este indicador, si observamos la  siguiente figura correspondiente al curso 2017-18, se puede comprobar como Canarias se sitúa por encima de la media esta tal con unas diferencias de 1,9 puntos. Este dato implica que el 57,3 % de la población canaria que posee la edad teórica para obtener el título de Bachillerato se ha graduado en este, situándose en este aspecto en una posición de ventaja con respecto a la media española.
Atendiendo a la situación que presentan el resto de las comunidades dentro de la comparativa nacional, se observa que el País Vasco,  lidera esta clasificación, al presentar los mejores datos de tasa bruta del Estado. Por su parte, Canarias se sitúa en un nivel intermedio, precedida por comunidades como Castilla y León o Galicia, y ligeramente por encima de otras como Murcia o Castilla-La Mancha.

Por otro lado, se debe señalar que tanto Canarias como el Estado han presentado una evolución positiva de la tasa de graduación en los últimos cursos. El mayor crecimiento de este indicador se observa en Canarias, donde se evidencian unas diferencias de hasta 4 puntos, dentro del periodo estudiado.

C3 8 grf TBP gradúa Bach Esp y Can 2013a2017
Si se realiza un análisis más pormenorizado de esta evolución, se observa como, en el primer curso de análisis, 2013-2014, la tasa en Canarias se situaba por debajo de la media estatal. En los dos cursos siguientes, ambas tasas se equipararon y vivieron el mayor crecimiento de todo el periodo. A pesar de ello, en el curso 2016-2017 las tasas disminuyeron y nuevamente se distanciaron, con la salvedad de que en esta ocasión los valores mostrados por Canarias se situaron por encima de la media nacional. Por tanto, al final del periodo analizado, la tasa de graduación en Canarias se recupera, mientras que la del Estado continúa disminuyendo.

Top
Page 1 of 1